5.5.05

historias de una boda en Andújar. Carritos del Carrefour.

Son esas cosas que nacen siendo un comentario, una broma, una idea loca...
Así que ahí estábamos, almorzando en el centro de Andújar en un triste bar llamado "El Barril", sentados en una macro-mesa larga de cerca de 20 personas.
No sé quién fue el primero en mencionarlo, pero el caso es que alguién comentó lo bueno que era que el salón de celebraciones de la boda estuviera tan cerca del hotel. Así no había que conducir, así se podía llegar andando... borracho y a gatas al hotel, si hacía falta.
Entonces, la bromita exagerada, con frases tipo:
-"mira que está al lado del Carrefour la discoteca... podíamos coger un carrito para volver al hotel"-
-"jeje... prepararse para las carreras de carritos a la vuelta"-
-"ya sabéis, esta noche, el que esté menos borracho que empuje su carrito, y dentro que vayan dos o tres"-
-"verás tú la cara del de la recepción cuando lleguen 3 o 4 carritos a la puerta del hotel a las 6 de la mañana"-
Son las pamplinas que se cuentan cuándo en una mesa se juntan gente como Jose, Fran o yo mismo. El caso era reirse un rato y pasarlo bien. Ya se sabe que se dicen muchas tonterías.
Así que a la ida, después de la ceremonia y camino del salón de celebraciones, nadie dió mucha importancia al paso por el Carrefour.
...
Pero la noche pasó y ya eran las 5 y media de la mañana cuándo Jose & Inma, Dimas, Sarah y yo decídimos irnos para el hotel. Besos y abrazos a los ya marido y mujer, los mejores deseos y caminito para el hotel.
Entonces llegamos a la altura del antiguo Continente, y Jose y yo nos paramos...
-"a ver, a ver... ¿no decián que había una valla muy alta aquí"-, dije yo.
-"pués yo no veo valla ninguna..."-, respondió Jose.
Entonces Jose dijo la frase mágica:
-"No hay coHones!"-
Nuestras novias y Dimas no se acababan de creer que realmente nos estábamos metiendo dentro del parking del Carrefour buscando los carritos. Pero mucho menos daban crédito cuándo yo llegué a la altura de la pila de carritos, en tres hileras y unidos por esa cadenita que se abre metiendo una moneda de euro, y me metí por debajo de la barrerita que hacía de única protección.
Allí estaba yo. A las 5 y media de la mañana, buscando el único euro que llevaba suelto en el bolsillo y pidiéndole a Jose que me ayudara a sacar en peso aquel carrito.
A los dos minutos estábamos Jose y yo camino de vuelta a la discoteca. Él dentro y yo empujando, corriendo como un loco, los dos descojonaos de la risa...
-"quédate aquí un segundo..."-
Cuándo entré en la ya semi-vacía discoteca, no dije nada. Entré corriendo como el que busca ayuda. Como el que acaba de asistir a un accidente o a una pelea y busca a sus amigos:
-"Fran, sal!!, llama a Juan y a Rafa!!"-
Caras de susto en la gente... todos salimos corriendo y ellos suponiendo que se iban a encontrar algún marrón en la calle. Hasta el dueño de la discoteca salío:
-Qué pasa?, qué pasa?"-, me dijo el encargado de la barra mientras los dos corríamos hacía la puerta... no sé que pensaría cuándo yo respondí con toda naturalidad -"nada, nada"-
Y allí estábamos: todos los de la discoteca habían salido y Jose, de pié en el carrito, esperando con la sonrisa de oreja a oreja...
Os lo podeis imaginar: noche de carreras locas en carritos de Carrefour, riánse de Fernando Alonso, que lo que vivimos en Andújar no tuvo parangón.

Y después de pasear al novio, de probar a meternos dos en el carrito y de gastar la calle, allí se quedó:
El carrito del Carrefour.

4 comentarios:

Blogger grelinno dijo...

¡vay boda!! pues sí que te ha dado de sí!!! y luego sicen que yo me enrollo.. bueno, eso sí, tú por lo mnso fragmentas la hitoria (tu novia muy mona, sí señor, le favorece el azul... y beno, tú tb ibas muy guapetón)... Un abrazo ¿y del curro sabesmos algo?

10:34 p. m.  
Anonymous Carol B dijo...

Me he leído toda la boda de tirón jajaja. ¡Eso fue una boda de verdad y no la mierda JipiWedding a la que fui yo! ¡qué envidiaaaaaaa!
Besitos

11:30 a. m.  
Blogger UnderPressure dijo...

Ya os vale con los carritos del Pryca, jajajaa. Si es que el alcohol es muuuuu malo..
Pero lo mejor es lo de tu novia y las lentillas, muy bueno. Yo aqui leyendolo me partia, de verdad. Pobrecilla, que mal se debe sentir de haberse tragado tus lentillas, no?

11:10 a. m.  
Blogger sol y luna dijo...

jajajajajajaja pa habernos matao!!!!jejeejejeje..q locossss...

besissss

4:47 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio