21.6.04

La mala educación (...o la falta de ella)

No... no hablaré de la peli de Almodóvar... una vez más, son historias de la heladería.

Ayer domingo tuve un altercado con unos clientes. La cosa fué así.

El caso es que los días en los que prevéemos bulla, mucha gente, quitamos las sillas y mesas del local. Los que habeis estado allí bien sabeis que como mucho, caben unas 6 mesas dentro, no más. Pero en esos días en los que la gente se agolpa en todo el local, es evidente que sobran todas esas sillas y mesas... es que no se puede uno mover.

Entonces, todas van a la calle, son 15 o 16 veladores afuera y la bulla desordenada (España, pais sin el concepto de "cola") adentro.

Los domingos son así... bien es cierto que no es como un viernes o un sábado de 23:30 a 01:00 más o menos, donde la gente llega a la puerta... los domingos es más de una venta constante durante todo el día. Y claro, hay veces que se forman esas aglomeraciones enfrente de las vitrinas.

Entonces, todas las mesas ayer domingo estaban en la calle. Y todas las mesas estaban llenas, gente debajo del toldo, gente a la sombra, gente al sol... pero todos fuera.

De repente, entra Mari (nuestra empleada) a la cocina, donde yo estaba trabajando y me comenta que ha habido un grupo que ha metido una mesa y 5 sillas justo en la esquina de una vitrina, que a su vez tapa la salida de la cocina al salón. Vamos, el peor sitio para sentarse de todo el local.

Y entonces salí yo. Una señora estaba ahí sentada mientras el resto de su grupo pedían en la barra y le comento: "Por favor, las mesas están todas fuera por un motivo, si meten una mesa, tengan al menos el detalle de pedirnos permiso a los que estamos trabajando".

Y me metí para dentro. No le dije que sacaran a la calle la mesa ni nada. Pero la señora no se quedaría muy conforme y empezó a comentar la jugada con su grupo (su marido, su hijo y algunos amigos, supongo). Yo, que lo veía desde fuera salí a reafirmarme y a volverle a explicar que una mesa ahí estorbaba. A nosotros para trabajar, punto uno, a la gente para moverse para pedir, punto dos y para mí lo más importante: Si todas las mesas están fuera y quieres meter una, que menos que pedir permiso. No cogerla sin preguntar y sentarme donde yo quiera sin pensar que puede molestar.

Bueno... discutimos, la señora decía que si ella se había sentado dentro muchas veces, que si vienen todos los días, que si yo estaba equivocado, que si le había faltado a su madre por lo que le había dicho... Bueno, una discusión más o menos civilizada. Acalorada pero discusión.

Entonces sale uno del grupo que estaba en el servicio y se dirige a mí en plan "Qué pasa aquí!?" "Tu eres nuevo aquí, no?", "Yo llevo viniendo aquí desde hace 5 años"... (un local que se abrío en 2002, por cierto)... bueno, de muy malos modos, con una peste a whisky saliendole del aliento cada vez que abría la boca... Eso fué lo peor. Estábamos discutiendo unas personas hasta que salío un animal.

Evidentemente, y gracias a Dios, se fueron.

El caso es que quizás no tuve mucho tacto con lo que dije. Que lo dije educadamente, eso sí. Quizás no sea yo una persona diseñada para aguantar al público (Yo sé que a veces soy muy seco trabajando), pero lo que si es verdad es que no aguanto la mala o la falta de educación. Y salto.

Y es que, tan difícil es pedir permiso para meter una mesa ahí donde no hay mesas?, u otros detalles como pedir un cenicero cuando se fuma (Por supuesto que es más fácil tirar la colilla al suelo... pero lo harán en su casa?)

Tan difícil es pedir permiso para usar el servicio de un local del que no eres cliente?, tan difícil es usar la palabra "por favor" o "gracias"... son tantos y tantos detalles...

Y es que, queridos míos, la educación para mí es la base de todo. Y me preocupa la poquita que tienen las nuevas generaciones... pero más me preocupa la poquita que sus mayores les pueden enseñar.


1 comentarios:

Blogger fabian dijo...

querido dani, que curioso pensar que despues de cuatro años de renegar de la mala educacion generalizada por estos lares, y cuando empiezo a adaptarme definitivamente [el hombre a todo se acostumbra] seas tu quien empiece a vivirla en carne propia y te sorprenda y te altereeee!!! lo que mas me preocupa es el comentario sobre las "nuevas generaciones", eso significa que las buenas costumbres no estan a la vuelta de la esquina :(

2:02 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio