1.4.05

Ana, Jose y Nacho.

Era jueves. Mucho calor como no podía ser de otra manera en el recién estrenado mes de septiembre.

Llegamos con mucho tiempo de antelación antes de que el estadio abriera sus puertas. Eso sí, Judith, la fan número uno del grupo ya llevaba allí varias horas extra. Una camiseta especialmente serigrafiada para la ocasión era lo que llevaba puesto. Se me escapan detalles que he olvidado en estos casi 12 años y medio... quien estaba ya con ella, a que hora llegué yo, con quién... pero no se me olvida la cara de tremenda felicidad de Judith aquel día, bajo sus gafas de sol.

Todos sabíamos en qué puerta estaríamos esperando. Poco a poco nos fuímos juntando gente y llegó un momento que realmente eramos un grupo importante, de alrededor de las 30 personas... diferentes grupos con algún amig@ común en nuestra pandilla, lo que hizo que aquello se convirtiera en un enorme gentío entre la más aun numerosa multitud.

Recuerdo que al poco de abrir corrío un rumor: aquella puerta en la que habíamos estado horas esperando no se abriría y por allí no podríamos entrar. Tensión, caos, nos cambiamos, carreras...

El caso es que llegó el momento y las puertas del entonces estadio Benito Villamarín se abrieron. Descontrolados, ansiosos a nuestros 15 o 16 años sólo veíamos el momento de correr lo más cerca del escenario. Yo iba junto con Rocío y en los tornos un empleado de la organización empezó a inspeccionar nuestras bolsas de plástico... esa que yo llevaba con algún bocadillo y la cámara de fotos de ella.

El tipo me dijo que había algo duro dentro y, estando prohibido sacar fotos dentro del concierto, se temía él que fuera una cámara de fotos... (estaba en lo cierto, obvio). Así que empezé lentamente a desenvolver el papel de plata de la cámara ante la mirada de "nos han pillado y ahora qué" de Rocío.

Menos mal que había tantísima bulla que el mismo empleado tenía que seguir cortando entradas e inspeccionando bolsas de plástico y mochilas de adolescentes histéricos al mismo tiempo que nosotros descubríamos el pastel... así que en un momento de distracción del pobre agobiado, miré a Rocío y salimos corriendo para dentro del estadio.

Y llegamos al cesped. Una carrera entre ríos de gente corriendo en la misma dirección. Objetivo, estar lo más cerca posible de ellos. Objetivo: Mecano.

3 de septiembre de 1992, jueves. Nosotros, adolescentes, fans, inocentes, no sabíamos entonces que estábamos disfrutando de uno de los conciertos de la última gira del grupo de música más legendario de la historia de España. No teníamos ni idea entonces que nunca volverían a sacar otro trabajo enteramente nuevo. Eramos protagonistas, cómplices y partícipes del final de Mecano.

Y qué concierto... qué manera de sudar, de bailar, de vibrar... cierto es que hoy por hoy sólo conservo flashes, momentos sueltos. Ana Torroja diciendole al público "ahora vamos a tocar un tema del próximo disco" y entre la ovación de la gente que hacía ya mucho tiempo que esperaba esa noticia, la de un nuevo LP, "Hawaii - Bombay" empezó a sonar... nunca hubo nuevo disco.

Ahora Mecano está de nuevo de moda. (¿Lo dejó de estar alguna vez?), sus fans seguimos soñando con una posible vuelta, que incluso podemos materializar aquí. El nuevo musical de Nacho Cano será un éxito y el anuncio de coca-cola light es el mejor momento de la publicidad en la televisión...

Pero, antes de ayer Ana Torroja apareció en Buenafuente, y ante la mirada de una Ana de 45 años, envejecida y muy maquillada, Andreu dijo que "hay veces que es mejor el buen recuerdo que una mala reaparición".

Y pensaba eso mismo: ¿realmente sería lo mismo?. No sé si quiero guardar el recuerdo de mí mismo enamorado de ella, ante los carteles de un concierto en Almuñecar siendo yo un niño en mitad de los 80, o afrontar que pasaron 25 años desde que se unieron.

Porque Mecano está en nuestros corazones... y de ahí no morirán, envejecerán ni perderán su grandeza nunca.

8 comentarios:

Blogger grelinno dijo...

Ay! Ana, Jose y nacho... qué tiempos aquellos, ¿sabes? el Entre el Cielo y El Suelo fué el primer dciso, el primer LP, vinilo o cómo quiera llamársele que em compré en pleno 5º de EGB... en el 92 yo también los ví, en la Town y en Valencia y ellos diejron hasta dentro de 5 años! y los 5 años lelgaron y allí apareció el recopilatorio pero ellos nunca más volvieron. ahor los sigo a los tres, a cada uno en su sitio y en mi cabeza los junto otra vez. Una barzo y gracais por este post. (Por cierto me gusta mucho el neuvo single de Ana Torroja).

1:45 p. m.  
Anonymous Ariel dijo...

Hoy no me puedo levantaaaaaaar!!!! Joo yo tb fui en el 92 al último concierto que ofrecieron en Barcelona, en el Palau Sant Jordi...Iba con mi madre...solo tenía 12 años...jejeje.

Ahora quiero mirar las entradas del musical para mi próximo viaje a Madrid, en dos semanas . Si consigo ir ya te contaré si merece la pena o no, pero casi seguro que si.
1 besito cielo
p.d: Jooer Greliiii!!!! Que mal aporreas las teclas!!!!

2:32 p. m.  
Anonymous Carol B dijo...

Me has recordado a cuando fui a verlos en Oviedo ¡¡los pelos de punta!!. Es mejor un buen recuerdo. Mira sino ABBA, a pesar del montón de millones que les ofrecen cada poco por volver a tocar juntos se niegan. Ana Torroja me parece una caricatura pretendiendo tener la eterna juventud, super rellena de silicona por todos lados...no es la misma. Hace poco Nacho Cano chocó contra mí (más bien me empotró contra una pared) y ni me miró para disculparse ¡pedazo capullo! Prefiero el recuerdo de sus canciones que a ellos personalmente.
Besitos mil

5:08 p. m.  
Blogger jeas dijo...

Expo´92. Le debemos tanto los sevillanos. En septiembre de 1991 fui al nuevo auditorio de Sevilla al concierton del nuevo disco de mecano, el último disco. Fue mi primer concierto, que tiempos aquellos ...

5:13 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Dani, eres un sol, porque con tus recuerdos haces que resurjan los nuestros. :)

Mi recuerdo de Mecano será el 92, Las Ventas. Ana estaba afónica, pero daba igual, la música, la emoción de la gente era algo incomparable. El grupo, el público, la arropaba. Si tuviera que elegir un disco, para mi sería "Entre el cielo y el suelo" y creo que no conozco a casi nadie que no guarde algún recuerdo con alguna de esas canciones.

Es curioso porque hara cosa como de un año o así me encontré una cinta de casette en el suelo, al salir de mi casa, la típica cinta que alguien lleva en el coche, desvencijada y destartalada, y era del LP de "Barco a Venus" y la guardé como un tesoro arrastrado por las olas.

Y ahora, en la noche, al volver a casa, oigo los ensayos que hacen en el teatro Rialto.

10:35 a. m.  
Blogger sol y luna dijo...

han marcado mi vida..mecano...y sus canciones..aisss...q grandes momentossss en mi habitación sintiendo sus voces en mi interior...

hoy en día siguen haciéndolo por caminos distintos..pero no dejo de tenerlos a mi lado

besoss

11:18 p. m.  
Anonymous alma dijo...

Hola Dani!! Me ha gustado mucho recivir tu visita,eres por supuesto bien venido como todo el que entre,tengo que confesarte que "Mecano" es uno de mis grupos favoritos,que recuerdos mas bonitos me traen aysss,pero la verdad es que yo tambièn me he decepcionado un poco al volver a Ana,el tiempo no pasa en vano,y en algunas personas hace verdaderos estragos,pero bueno a ver como estoy yo a su edad,jejeje,vete tu a saber...un bikiño...espero volver a verte..

muasssssssss

12:29 p. m.  
Anonymous Aurora dijo...

Ains... Yo creo que fui al campo del Betis en el 88 o el 89, con doce añitos y acompañada de mi madre, mi tía y mi primo. En el 91 o 92 fui al Auditorio de la Expo con muchos más primos y aquella fue la segunda y última vez que vi a los Mecano en directo. Por cierto, tendría que ver otra vez el anuncio de la Coca-Cola, porque juraría que se les ha colado el No controles y ésa es de Olé-olé, no de Mecano ;) Besos

2:19 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio