14.6.05

La nube.

Estar en una nube no es la mejor situación para ponerse a escribir, no...
Y aquí sigo, en esta nube hecha de imágenes y sensaciones, de color verde y blanca, nube que no se disipa, nube que amaneza con quedarse aquí gran parte del verano... pero esta noche me gustaría parame un segundo y escribir. Escribir recordando, reviviendo y volviendo a disfrutar todo lo vivido en estos últimos 3 días.
Los que ya me conoceis y los que más o menos siguen este blog ya sabreis, antes de empezar a leer, lo que os ibaís a encontrar en este post. Lo que tenía que pasar pasó este sábado y el (gran) número de visitas recibidas el fin de semana a esta página me hacen pensar que muchos de ustedes esperan mis reacciones a este momento histórico: el Real Betis campeón de la Copa del Rey.


28 años han pasado para que se volviera a poder escribir esa misma frase. Quizás hoy no soy consciente de que haber estado ahí, en el estadio, con mi afición, con mi equipo y mis colores es una inmensa suerte. Ojalá no vuelvan a pasar 28 años, pero quién sabe...

Pues 28 son también los años que me contemplan. Y aunque nacido ya cuando Esnaola le paró el penalty a Iríbar y la Copa del 77 se vino por primera vez a Sevilla, este es el primer gran triunfo de mis colores que vivo.
28 años... tantos momentos que se quedan atrás volviendo a ver el gol de Dani en a falta de 6 minutos para el final de la prórroga. Atrás se quedó el llanto de mi hermano cuando el Real Madrid nos mandaba a segunda división una tarde de mayo del 2000, unas lágrimas que yo no sabía consolar. Atrás se quedaron esas caras tras la derrota de la final del 97 y esa vuelta en autobús desde los aledaños del Bernabeu pensando que el sueño terminó...
El fútbol nos debía una. Nos la debía a esta afición universal y única. Esta gente que siente en verdiblanco y que hace de su estado de ánimo reflejo de los resultados de un equipo en un terreno de juego.
Esta gente que inundó Madrid de beticismo, que no paró de cantar y de animar en ese tren AVE durante las dos horas y media que duró el trayecto. Esa afición que derrochaba arte y simpatía en un vagón de metro cantando por sevillanas "a las puertas de Toledo mare, le tengo celos..." al pararnos en esa estación y coreaba "hola, gol norte-hola, gol sur" de un extremo a otro de una escalera mecánica.
La misma que por la calle Alejandro Dumas llegaba al Vicente Calderón soñando despierta, ávida de gloria... la misma que sabía que, entrando por el vomitorio y viendo el aspecto del estadio, estaba ante una cita con la historia.
Y como somos fieles a esa misma historia, los béticos sufrimos. Porque más se sufre teniendolo todo en la mano con el 1-0 y viendo como te empatan a 8 minutos del final. Lo veíamos todo negro con el gol de Aloisi y 11 jugadores a rayas de trecebarras sin saber ni poder en la prórroga... reconozco que pensé en algún momento cómo escribiría un post acerca de la grandeza en la derrota, de manquepierdas y de beticismo en las duras...
Pero un chaval de Triana, lleno de juventud, de ilusión, tesón y corazón la puso justo en el palo contrario del portero de Osasuna... Acababa de asistir, de cantar, de sentir y de vibrar en directo a sólo unos metros de donde yo estaba al gol más importante de la historia de 98 años de un club que más que un club es un sentimiento. Betis campeón, campeón, campeón...
Ahora seguiré en mi nube, en esta semana de compra de periódicos, de coleccionar recuerdos, de darle al play una y otra vez al video del gol trianero, porque, señores: ser bético es un privilegio.

6 comentarios:

Blogger Laia dijo...

FELICIDADES!!
Me alegro que lo pasaras tan bien.
No te digo que se como te sientes,pq como ya sabes no soy muy aficionada al futbol...Solo veo algún partido de vez en cuando...y aún siendo del Barcelona...si soy sincera hay veces que casi prefiero que pierda a q gane,al menos si pierde los vecinos me dejan dormir...jajajja!! Como ves...no soy muy buena seguidora...jajajja!!!

De todos modos Me alegro que lo pasaras tan y tan bien.

Besotes:

Laia

8:30 a. m.  
Anonymous Carol B dijo...

Felicidades...¿así que fue por ese partido por lo que Salsa Rosa empezó tan tarde? jejejeje.
Yo tenía el corazón dividido en un sin-vivir. Por una parte me tiraba la vena sevillana pero por otra los maños (no te ofendas) jugaron mejor y me daba como penita que no ganasen porque además es un equipo más "pringadillo" y salvo excepciones siempre me pongo de lado del más débil.
Además....con tal de no aguantar al Presi que me cae como el culo, casi que prefería que no ganase el Betis jajajajaja.
Besitos mil

11:11 a. m.  
Blogger Nahla dijo...

jajaja, enohabuena campeones, aunque yo sea del Seviila ;)

12:24 p. m.  
Anonymous el del quinto dijo...

De fútbol ni idea, pero me complazco en comunicarle que yo también nací cuando Iríbar se la quería meter a Esnaola. ¿O era al revés?

1:22 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

pues creo que vivir en una nube a sido más que beneficioso para ti....Besosssssssssss
Lunaaaaa.blogia.com

6:49 p. m.  
Blogger Fco. José Cadaval Arrola dijo...

Aunque tarde, desde aquí la enhorabuena de un sevillista envidioso por la 'champion' y por la copa.

-Er que man contao en el bá desayunando: Sabe quer Sevilla y er Beti van a selebrá junto er sentenario,... er Benavente pone las tapa y el Lopera la Copas.-

3:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio