4.11.05

A ver si nos vemos...

Después de aquel verano en Portsmouth vino un otoño de reencuentros.
La mayoría de nosotros éramos de Sevilla, aunque también gente de Badajoz y Madrid formáramos parte de aquella aventura inglesa de cuatro semanas. Quince, deicisieis años los que de medía teníamos todos. Lo que vivimos fué muy intenso y en muchos casos continuar la amistad de aquellos días de julio era más que una obligación una necesidad... teléfonos, libretitas con direcciones, promesas de cartas y quedadas en la vueta a casa.
Y así fue en un principio. Todos lo intentamos en Cartuja´93, pero lo normal fué que cada uno intentara llevar sus historias por separado. Tote con Carolina, María y Diego...
Marta vivía cerca de Torneo. Nos encontrábamos de vez en cuando por el centro. Cada uno camino de su casa o de vuelta de clase. Siempre nos llevamos muy bien y nos parábamos un rato a charlar sobre que tal nos iba.
No recuerdo cómo surgiría aquella especie de tradición, pero decidimos que cada vez que nos viésemos, en vez de dejarlo en "a ver si nos vemos" o en un "a ver si te llamo..." nos poníamos en ese momento una fecha y una hora para quedar y tomarnos un café. Nada de despacharse en medio de la calle Sierpes con un "todo bien". Nos mereciamos contarnos nuestras cosas sentados y con tiempo, y no fallábamos... esa sensación de autenticidad de saber que cada encuentro casual se iba a reflejar en una cita sincera me encantaba.
Los años fueron pasando y los encuentros cada vez se fueron espaciando más en el tiempo. Quizás fuera ella, quizás fuera yo... el caso es que un día nos volvimos a encontrar y ya no sentimos que debíamos seguir quedando como antes. Nos habíamos alejado demasiado. Pero ninguno dijo "a ver si nos vemos"
-"Me alegro de verte, Marta"-
-"Y yo a ti, Dani"-
Y cada uno siguió su camino. Seguro que ella pensó lo mismo que yo. Al menos fuímos sinceros y no nos dijimos esa frase con tan poco sentido y tan falsa. Era verdad: me alegré de verla, como si la viese hoy, pero a Marta nunca se la diría. Justamente decidimos en su día hacer por vernos, porque depende de cada uno el verse.
Por eso odio esas cinco palabras unidas, a-ver-si-nos-vemos. Me he propuesto no volver a decirlas nunca y desde hace ya algún tiempo que intento evitarlas. Palabras hipócritas, frase falsa... "aversinosvemos...", cuando?, cuando tu quieras llamarme, no?, no nos estamos viendo ahora?, vayamos a tomarnos una cerveza al bar de la esquina... "aversinosvemos...", quien lo va a proponer?, una fuerza sobrenatural va a hacer que nos volvamos a encontrar mañana y entonces si me sentaré contigo a interesarme por ti de nuevo?
Me alegraré de verte, te desearé suerte, que sigas bien... pero nunca me oiras decirte un vacío "aversinosvemos". Porque yo, cuando quiero verte, te llamaré para preguntarte a qué hora y de que día quieres que nos encontremos.
Así, al menos, tendría que ser. Seríamos todos más auténticos.

10 comentarios:

Blogger Laia dijo...

Aiixx!! mira tu por donde eyendo este post me he acordado del intercambio que hicimos en el Instituto en Holanda, tb teníamos entre 16 y 17 años...que bonito fue!!!

Besotes

10:02 a. m.  
Anonymous karla dijo...

É o percurso normal da vida. As pessoas vão-se afastando, ainda que lhes custe cortar os laços de vez.

11:12 a. m.  
Anonymous Auri in blue dijo...

Cuantas veces habré pensado yo eso mismo... sobre todo ahora que he acabado la carrera y ya cada vez son más las despedidas paulatinas... me dan ganas de enganchar el movil y recordarle a más de uno que prometimos con todas las ganas volver a vernos... pero para qué? son tantos primeros apsos que una termina sintiéndose estúpida y prefiere tomarse el cafe solo, con sus melancolías...

3:23 p. m.  
Blogger grelinno dijo...

me he queado vacío al leerte.. no sé, es como una especie de melancolía,d emorriña que se me a metido dentro...

Tienes razón pero muchas veces "eseaversinosvemos" no tiene por qué ser falso, simplemente que hay vces que al vida, al distancia hace muy difícil se verse o implemente ese "aversinosvemos" e unilateral y mientras tú lo dices la otra persona está pensado un "¿nunca?"... también pede pasar eso, ¿no?.

Y frivolizando un poco... eso de la prohibicón del "aversinosvemos" vale tb para el messenger, o a la nuevas tecnologías no es aplicable??, ¿es equiaparbel un "aversinosvemos2 "deesos" con un "nos vemos"??, no sé, que em has dejad circunflejo, chiuillo, circunflejo que estoy... Besotes

9:28 p. m.  
Anonymous Malamala dijo...

Preciosa historia, melancólica, nostálgica..
Tienes toda la razón, ahora me he adaptado a la frasecita y me resbala, pero hubo un tiempo en el que me debía de quedar con una cara de boba.. "aversinosvemos" jolines, no nos estamos viendo, coñes? "ya, pero ahora es que me viene muy mal", "nos llamamos" (la segunda frase detestable) y yo llamaba, como una tontalaba y otra disculpa y otra vez las dos frases asesinas, hasta que me di cuenta de que quiere decir TODO lo contrario, si te quieren ver te llaman, ahora paso de la gente que dice eso, francamente, no me interesan, oye, y me va genial.

1:12 a. m.  
Anonymous lanamberguan dijo...

llevas toda la razon
el a ver si nos vemos siempre me deja mal sabor de boca
besos

4:51 p. m.  
Blogger martushka dijo...

qué razón tienes Dani! Yo cuando lo digo lo digo en serio, si no, paso de decir te llamo cuando es mentira... pero la gente tiene esa manía. Conozco unos cuantos casos que son incapaces de decir: no te voy a llamar, pero me alegro de haberte visto. Siempre tiene que salir el "aversinosvemos,aversiquedamos,aversinostomamosuncafé"...
besotes!

11:57 a. m.  
Anonymous Ariel dijo...

Primiiiiiiii, necesito que hagas publicidad de mi blog!!!! Pásate por allí y lo lees, y si crees que merece la pena, pues animas desde aquí a que se pasen por allí, vale?

Besitooos!!!

10:49 a. m.  
Blogger Fco. José Cadaval Arrola dijo...

Pues yo lo veo de otra manera. Ese 'aversinosvemos' lo considero un buen deseo no una hipocresía (al menos así lo considero cuando lo digo). Pero la vida es dificil y cada vez tenemos menos tiempo y más distancia.

Lo que sí que es verdad es el mal estar que se queda cuando te das cuenta de que ese buen deseo no se está realizando. Quizá porque apenas salimos, quizá porque nos damos cuenta de que a algunas de esas personas apenas le importamos, quizá por no poner el empeño suficiente, quizá porque son tantos 'aversinosvemos' que si quisieramos cumplir la mitad tendríamos que dejar de trabajar un mes, quizá...

No sé si nos veremos pero te seguiré leyendo.

9:54 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Suele suceder en las familias que solo se encuentran en los funerales. asistí al de una tía y despues de treinta años de no ver a uno de mis primos me dijo al despedirse: a ver si nos vemos
por otra parte hice alguna vez alguna canción que dice:
Hoy te encuentras perdida en el tiempo
y aunque se que sufrí de lo bueno
cuantas veces verdad me arrepiento de no haberte dicho:
a ver si nos vemos

3:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< inicio