5.8.04

Barcelona

Ya tenía yo ganas de escribir este post: un post dedicado a nuestras vacaciones en la Ciudad Condal.

Y es que parece que no, pero ya han pasado casi 3 semanas desde que volvimos, llevaba pensando en escribirlo desde entonces.

El caso es que como ya he dejado entrever, me encantó BCN, llegamos el día 13, martes, y volamos de vuelta el sábado 17 muy de mañana.

En total, 4 días y 4 noches. Unos días en los que nos dío tiempo para casi todo. Incluso perder uno entero en el forum.

Pero el viaje, como empezó bien, fué bueno. Ya fué un acierto ir en avión (por 95 euros ida y vuelta, con spanair), ya que en un principio nos planteamos ir en tren: el tren cama costaba 146 euros ida y vuelta, y además, se tardan 9 horas... en avión, horita y media. Alguna duda de que opción tomar?

Nada más llegar a Barna, uno se dá cuenta de que ha subido un escalón en cuanto a ciudad grande: el autobús para llegar al centro 3,40€. Y es que hay cuándo uno va de vacaciones, siempre hay que llevarse el doble de dinero y la mitad de ropa... que gran verdad.

También tuvimos suerte con el alojamiento: Gracias a Fabián, que nos dió la dirección de un amigo suyo que alquila una parte de su apartamento, y que por el hecho de ser conocidos de él nos rebajó algo el precio: Total, que por 30 euros la noche estabamos disfrutando de dos habitaciones, baño y cocina en pleno centro de Barcelona, a 5 minutos andando de Plaza Catalunya (donde empiezan las Ramblas) y a 1 minuto de una parada de metro. Genial. (Si alguna vez vais a Barcelona, hacédmelo saber, que os facilito la dirección de esta sitio)

Eran ya las 6 de la tarde cuando nos instalamos. Álvaro, nuestro anfitrión, nos recomendó que en esas horas paseáramos por las Ramblas. Allí dónde los barceloneses pasean...y los turistas.

Joder!, y que cantidad de turistas hay en Barcelona!, espectácular, gente de todo el mundo, españoles y extranjeros... aquello era un río humano que realmente llama la atención. Parece una manifestación.

Y eso me gustó. Yo soy urbano y me gusta que en las ciudades haya vida. Y en Barcelona hay mucha. En las Ramblas, cantidad de gente paseando, de kioskos (abiertos a todas horas), de puestos de flores, de puestos de animales, de terrazas de bares y restaurantes, y otra cosa que me llamó la atención: multitud de artistas callejeros.


Puestos de flores en las Ramblas. Posted by Hello

Un café cerca de la Plaza de Colón (otro clabazo, 3,40 por dos cafés) contemplando un crack total del arte callejero (un tio que imitaba a todo aquel que pasaba a su lado y lo clavaba al segundo)

Paseámos por el Port Vell (un mega centro comercial construido en una especie de dique ganado al mar), y luego por la ciudad vieja, dónde está la Catedral, la Plaza de Sant Jaume (sí, donde gritaba Van Gaal "Barça, Barça!). Una zona realmente bonita.

La noche acabó con una muy buena cena en un resturante cercano a las Ramblas. Día redondo.

El segundo día fué el día Gaudí: Día dedicado al genial arquitecto modernista de finales del siglo XIX y principios del XX. Andando desde Muntaner hasta la Sagrada Familia, pasando y parando en la casa Milà (La Pedrera). Toda una pechá de caminá (Más que un cartero en barcelona, que diría Chiquito). Pero valío la pena.


Sarah en la Pedrera. Posted by Hello

Uno descubre como funciona la ciudad. Realmente está construida con tiralineas, es un cuadro de damero. Esa gran zona (el Ensanche), son perfectas manzanas de calles paralelas y perpendicúlares: perfecto para alguien con tan mal sentido de la orientación como yo... es difícil perderse.

Finalmente, La Sagrada Familia. Que como dije en un post anterior, realmente es un templo en construcción. Lo estás vistando por dentro junto a los albañiles que están trabajando... curioso.

Aunque uno de los atractivos del templo es eso mismo, creo yo, el rollo ese de que lo están construyendo la dá como una mitología mayor. En fin... subida a las torres incluida con grandes vistas de la inmensidad de la ciudad. Y riéte tú de la subida a la Giralda: no he visto escaleras de caracol más estrechas y mareantes que aquellas.

Habiendo almorzado, continuamos con el día Gaudí yendo al Parc Güell. Eso si que es algo diferente. Realmente Gaudí tenía imaginación, es una fantasía de parque, de formas, de curvas, de colores... me encantó.


entrando al Parc Güell Posted by Hello

La noche siguío con la busqueda de un restaurante de esos tipo escandinavo-fashion-minimalista que habíamos visto en nuestra caminada matutina. Pero estaba cerrado de noche, así que cenamos en otro... no estuvo mal, de todos modos.

A esas alturas de la peli, ya me había allamado la atención una cosa: La integración. Quiero decir con esto que en Barcelona es fácil que en una tienda, en un restaurante, en un bar, en un mostrador en suma, te encuentres a un latinoamericano, a un asiatico... a un foraneo, en definitiva, atendiéndote. Es una cosa que en Sevilla aún no estamos acostumbrados a ver. Allí es normal. En aquel restaurante nos atendió un asático.

El 3er día fué el el forum... que tan decepcionante fué que aquella noche fuímos al cine. Imaginaos.

Ya el último día lo pasamos en la playa de la Barceloneta. Una playa que la ciudad ha recuperado para sí misma después de muchos años. Es otra Barcelona. Una Barcelona más de barrio, pero con su encanto. La noche la rematamos con una cena que Álvaro preparó. Todo un detalle. Agradable velada. Gracias desde aquí.

Al día siguiente, ya era sábado. El despertador sonó a las 6... el avión salío a las 8 y 15 y Juan nos recogía en San Pablo antes de las 10... A las 10 y media de la mañana y en Las Golondrinas... que rápido había pasado todo.

Y para el recuerdo quedará esa Barcelona multicultural y cosmopolita, pero catalanista a la vez (sí, el catalán habla su lengua en la calle, al teléfono, en los bares...). Esos edificios modernistas del genial Gaudí, el orden de su estructura, la vida en sus calles, Las Ramblas, La Boquería, el Paseo de Gracia, el Mediterraneo, la silueta de la Sagrada Familia...

Y las ganas de volver.


2 comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Ni yo lo hubiera explicado mejor, me gusta como hablas de mi ciudad. Martita la catalana

12:38 p. m.  
Blogger danirmartin dijo...

:-) Es una ciudad echa para hablar de ella...

Un beso, Martita.

1:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio