7.10.04

día de cine... odiosas comparaciones.

Ayer fue día de cine... fuí dos veces. Y es que o no voy nunca o voy doble...

El caso es que ya hace un mes que se ha estrenado "Mar Adentro" y ya la ha visto casi todo el país. Incluidos mis amigos o la gente con la que podría ir al cine... o bien los que no la han visto no tienen las ganas de tragarse una peli que se sabe de antemano que es muy triste... tenía dos opciones: o bien esperar a que Sarah estuviera aquí o bien ir solo. Y creo que es obvío pensar que algo con la temática de la última obra de Amenábar quizás (o seguro) no es la mejor opción para ir al cine con Sarah en estos momentos.

Así que fuí solo... no se me caen los anillos. La verdad es que no me gusta mucho ir en ese plan al cine, pero si lo piensas, ver una película solo en casa es de lo más normal y yo no soy precisamente de los que se ponen a hablar en la sala con el que está al lado... sobre todo si la peli engancha... silencio!, que estoy viendo una película.

De todos modos... es la segunda vez que voy al cine solo en mi vida... espero que no tenga que hacerlo muchas más veces, pero vamos, prefiero eso que perderme una película que quiera ver.

Así que a las 4 y media estaba en el Nervión Plaza... la sala semivacía (veis cómo ya la ha visto media España??) y aunque llegué con dos minutillos tarde y la peli empezada, ya te metes dentro de la historia.

Para aquellos que me leéis desde otros puntos del planeta, os contaré que "Mar Adentro" cuenta la historia real de Ramón Sampedro, un gallego tetraplégico que se llevó 28 años postrado en una cama sin poder mover el cuerpo de cuello para abajo. Consideraba Ramón que aquello no era forma de vivir dignamente, y su lucha era conseguir una muerte digna. El pedía y quería morir... pero claro, hablamos de una especie de eutanasia. En este caso, lo que Ramón necesitaba era un "suicidio asistido", ya que igual que necesitaba de los demás para alimentarse, para que lo lavaran, cambiaran de postura, etc... también necesitaría de los demás para que le dieran muerte.

Ramón Sampedro se hizo famoso a raiz de un documental de 1993 en "linea 900", documental que realizó la periodista Laura Palmés, que padecía y padece esclerosis múltiple... ella inspira al personaje de Julia (Belén Rueda) en la película.

Sampedro inició una lucha legal para que le reconocieran su derecho a morir dignamente. Pero la justicia española denegó tal cosa afirmando que el que lo ayudara a morir cometería un delito... en todo caso, Ramón Sampedro acabó con su vida en 1998 bebiendo cianuro diluido en un vaso de agua. Aquello se grabó en video a modo de testamento y mensaje a la sociedad. Recuerdo todo aquello hace hoy 6 años...

Hoy, todo aquello tiene de nuevo actualidad con esta película. Cierto que es muy triste, muy cierto, pero también cierto que es una película indispensable para todo aquel al que le guste el cine, la vida y la sensibilidad.

Javier Bardem está simplemente genial. Genialmente caracterizado (se parece hasta fisicamente a Sampedro), su acento y su manera de hablar es magnífico... es todo humanidad, cuando llora riéndose... no me extraña todos los premios que él y la película están ya recbiendo.

Pero no sólo él... todos los actores. Belén Rueda en el personaje (ficticio) de una abogada. Personaje que como ya digo se inspira en la periodista que dío luz a este caso y que ayudó a escribir el libro de Sampedro... Lola Dueñas, Rosa (Ramona "Moncha" en la vida real). Ella existió realmente también... (en realidad todos) también rezuma humanidad y candidez. Me encantó el chaval que hace de sobrino de Ramón Sampedro (Javi) y el personaje de Manuela (la cuñada de Ramón, que lo cuida a diario)

Pero no sólo eso... la música, la fotografía, la película huele a Galicia en muchos aspectos... me dieron ganas de volver de nuevo allá. No pude evitar acordarme del Camino de Santiago en el pasaje en que llevan a Sampedro en ambulancia a la Coruña. Bonito es la palabra.

Y bueno... la historia. Yo creo que el que no sienta nada con esta película es que no tiene corazón. Especialmente porque todo aquello pasó realmente... Ramón Sampedro era así, así de humano y aunque su existencia fué triste, a otros los ayudó en mucho. Aprendí con esa película... aprendí y me emocioné. No aguanté más y el nudo en la garganta y alguna lagrima vinieron cuando Javi corre tras la ambulancia sabiendo que a su tío, que marcha a Boiro, ya no lo volverá a ver más.

Pensamientos muy íntimos y muy cercanos en esos momentos con lo que viví en Dinamarca hace ahora un mes... la vida (y la muerte) es a veces así de hija de puta.

Toda la tarde afectado y sin quitarme la película de la cabeza. Llamé a Sarah por teléfono, necesitaba escuchar a la persona más cercana que tengo... Sé que algún día, cuando todo esto pase, también verá esta película y será muy significativa para ella.

Pero el día estaba de cine, y ya hacía dos días que le dije mi hermana que ya que teníamos que cerrar juntos en el trabajo el miércoles y que se suponía que no acabaríamos muy tarde, que podríamos ir a la sesión de madrugada... y dicho y hecho. Para allá que fuímos también con Juli.

La elegida?, "The Terminal", o "La Terminal", que así se llama en España... y me resultaba curioso que en el periódico le daban 3 estrellas y a "Mar Adentro" sólo dos... tan buena es esta peli?. Bueno, vamos a ver... nos dijimos.

Y decepción... y mira que nos dimos prisa para llegar a Los Arcos en 12 minutos, que salimos a las 0:28 de la heladería y la película empezaba a las 0:40... de nuevo peli empezada, pero sólo un par de minutos...

Y eso que la película empieza prometiendo... la idea es original, y me gusta Tom Hanks haciendo de europeo del Este que no se entera de nada en la oficina de inmigración del aeropuerto...

La historia cuenta como un hombre vuela a los EEUU justo cuando en su pais se produce un golpe de estado, y al llegar, le retiran el pasaporte, el billete y todo... EEUU no admite el nuevo gobierno rebelde y hasta que la situación no se normalize, no le pueden dejar entrar en America. Así que lo dejan en el área de tránsito internacional del aeropuerto hasta nueva orden...

Y la idea es buena, empieza bien... la angustia del personaje de Hanks cuándo se da cuenta por la televisión de lo que pasa en su país impresiona, viendo las imágenes de la guerra en su país, que no puede llamar por teléfono, que nadie le ayuda... está solo en ni siquiera un país extranjero.

Pero la cosa va demasiado lejos... se supone que el tío pasa 9 meses en el aeropuerto!, y le pasa de todo, tantas cosas le pasan que ya es hasta ridículo... tanto tanto que llegó el temido momento de pensar "... pero que me estás contando!"

Y así, uno sale del cine con la sensación de que al final, la película pasará al olvido... y cuándo llegué a casa, lo que hice fué buscar en internet todo lo relacionado con Ramón Sampedro... las cosas que marcan, marcan.
Me gustaría conocer al que puso las estrellitas en el periódico...

2 comentarios:

Blogger Estrella Marinera dijo...

pues me parece que ha de ser muy buena pelicula, voy a tratar de conseguirla por aca, haber si la puedo encontrar para verla...

y la de The Terminal, la vere un dia que no haya mucho que hacer ya que dices no es muy buena...

1:14 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hoy he vuelto a verla, y ya no tan critica como la primera vez que la vi, me he dejado llevar de la mano por la historia de gente, como un viaje al alma de cada uno de los personajes.

Acerca de este tema, han reeditado los libros de Ramon Sampedro, Cartas desde el infierno y Cando eu caia.

http://elmundolibro.elmundo.es/elmundolibro/2004/10/01/protagonistas/1096629491.html

http://elmundolibro.elmundo.es/elmundolibro/2004/10/01/protagonistas/1096630014.html

Un saludo, y que te mejores pronto.

10:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio