4.12.04

la historia del sofá.

Estas historias sólo pueden pasar con ciertos personajes:
Las nueve de la noche, pasado jueves día 2 de diciembre. Suena el móvil y al otro lado Juanito me cuenta...
-"Dani, que necesito que me hagas un favor, que Fabián está en IKEA y se ha comprado un sofá en la sección de oportunidades... pero le cobran 75€ si son ellos los que le hacen el traslado..."
Ya me lo veía venir, y sigue... -"A ver si me puedes recoger y le ayudamos a traerse el sofá"
Así que, en aquel día de lluvia, recogí a Juan en Diputación y ya ahí me fue contando todos los detalles...
Las 21:40, llegamos al parking de IKEA 20 minutos antes de que cerrará la tienda... y la verdad, no creo que olvide nunca la imagen de ese Fabián con ese carrito y encima un PEDAZO DE SOFÁ de cuero enorme!!
Fabián se reía de la situación, Juan y yo simplemente flipábamos... increible!, como íbamos a subir ESO a la baca del coche??
Os prometo que en aquel momento, tal y como le dije a Fabián, me pareció el sofá más grande de la historia... en fin.
Estudiamos la manera de subirlo en peso entre los tres al techo del coche de Fabián... que no es precisamente el más largo del mundo. Imagináos que el sofá tenía casi la misma longitud que todo el coche... pero cabía.
Una manta por encima y ganchos elásticos para amarrar todo aquello. Una alargadera eléctrica a modo de cuerda para reforzar el mastodonte aquel... Aquello era para foto (y para un post, obvio), y sí, hay fotos... la ocasión era como para no olvidarse de la cámara.
La situación, llegados a ese punto ya de más tranquilidad (porque realmente el sofá cabía), era de risa... Sobre todo con el detalle de criticar lo fea que era la manta que cubriría el sofá en el trayecto por carretera... una manta fea y vieja, qué poco glamour... pero se puede tener una observación más mariquita en un momento como ese??, quién carajo se va a fijar a las 10 de la noche por la Autovía de Huelva de lo fea que era la manta?? Sois los peores!!
Por supuesto, IKEA ya cerraba, y nosotros, los últimos en el parking... pero felizmente, el sofá aguantó perfectamente las cuestas, arriba y abajo, los badenes de detrás de la Cartuja y todos los baches del centro sevillano. Llegamos al destino: Airesevilla.
Una vez dentro el sofá del hostal, llegó la cruda realidad: la primera duda de si ese CACHO SOFÁ iba a caber por la escalera para llegar a su destino: la recepción de la primera planta.
Bajamos el sofá blanco (más pequeñito) que ya estaba en la mencionada recepción para hacer sitio al nuevo... Y aunque no fue fácil, lo bajamos sin problemas... después de eso, preparamos el camino: quitamos un pomo acabado en punta de la escalera, quitamos una bombilla que podría estorbar y... con la ayuda también de un cliente que, pobre de él, estaba por ahí, nos pusimos manos a la obra.
Lo intentamos de mil maneras... pero el sofá no cabía. Subíamos el primer tramo de escaleras, sí, pero llegados al descansillo, donde había que cambiar la trayectoria, IMPOSIBLE.
Bajamos el sofá dos o tres vecs más, lo volvimos a intentar, le quitamos la estructura metálica de las patas para ganar unos centimetros, lo intentamos meter al revés de como lo intentamos al principio... NADA. En el descansillo moría nuestra subida a la recepción.
A las 12 y 15 de la noche lo dimos por imposible... sudando, con alguna herida en las manos, con el sofá aun más estropeado por tanto roce con la pared de la escalera... el sofá se quedó en la salita de la planta baja. Un sitio para el que no estaba destinado.
Fue un momento bajón (sobre todo para Fabián, que jamás pensó que el sofá no iba a entrar por la escalera), pero lo que yo sé es que la historia del sofá aún no ha terminado... (no olvideis llamarme cuando haya que subir el sofá por el balcón!!!)
De todos modos, cosas así, a estas horas y de esta manera, sólo pueden pasar en Airesevilla y con Fabián de por medio.
Qué personaje...

1 comentarios:

Blogger Estrella Marinera dijo...

vaya q me he reido... ya me los imagino acomodandose de un modo y de otro y la cara de fabian!!! jaja trantando de no darse por vencidos hasta subir el bendito sofa...

pues como lo dices, cuando al fin este arriba lo cuentas jejeje

6:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio