1.7.04

Una llamada desde Lisboa.

Ayer día 30 de junio fué un día muy cansado para mí. Por circunstancias que no vienen al caso me tocó estar 12 horas en la heladería... uff!, saturado es la palabra.

Fué un día que no tuvo mucha más historia si no llega a ser por el histórico Portugal - Holanda de la Eurocopa 2004. Portugal ganó justamente por 2 a 1 y ya está en la final.

Yo viví el partido con toda la ilusión de que Portugal ganase. Los últimos minutos super nervioso... pero llegó el final y con ella, la final.

Mandé entonces mensajes de móvil a Peter (holandés) y a Miguel (portugués). Cada uno con un mensaje diferente, os podeis imaginar...

Entonces, al rato, sonó el móvil. En la pantalla la palabra "record" (periódico deportivo de Lisboa donde trabaja Miguel). Era una llamada desde Lisboa.

Unos 10 minutos de conversación, Miguel contándome toda esa locura colectiva que están viviendo al otro lado de la frontera, la euforia, el sentimiento de unidad, de todos a una... contándome como lloraba en su casa al final del partido de cuartos y como en este de semifinales ya no pudo ni mirar cuando faltaban tres minutos.

Al colgar, una enorme sonrisa me recorría, una envidia sana y sobre todo un sentimiento de orgullo y de amistad. Miguel tiene mucha culpa de que yo sea un enamorado de Portugal. Desde 1997 que nos conocemos, siempre lo ha dado todo cada vez que he visitado Lisboa, en la Expo´98, en el año 2000 y en el 2002.

Cuando lo conocí, luchando por volver con la novia de toda su vida, hoy, casado con ella y con una niña, María. En 1997, parado, viviendo con a sua mãe, hoy, trabajando de perodista deportivo como siempre soñó.

Hoy me acuerdó de las cenas en el Bairro Alto y en su casa del Bairro de Ajuda, de la noche en la Expo´98, de su niñita María y los desayunos en la casa nueva. Obrigado por tudo.

Los años pasan y tienes la sensación de que hay amistades que por lejos que estés y que por tiempo que pase sin tener la posibilidad de volver a verse, están siempre ahí. Y Miguel es una de ellas.

Y es que al final, todo tiene una explicación. Si allá donde vayas, te tratan bien, uno tiene un huequito en su corazón para ese sitio.

Así que el domingo, si Portugal gana, por supuesto que me alegraré por lo que siento por el país vecino. Pero también me alegraré por gente que vale la pena.



com o meu amigo Miguel Posted by Hello

1 comentarios:

Blogger El Vikingo Holandes dijo...

hmmm... yeah Dani... I didn't answer your sms. I was devastated, speechless, was hoping for so much more. Well, at least we lost to a better team!
Good luck to Portugal in the final, I sincerely hope Greece won't win... just because they have a German coach! What a Euro Cup... so much better than that boring last World Cup!

Recuerdos a todos los Portugueses! Espero que os ganais!
Peter

11:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< inicio