15.12.04

aclaraciones

Acaba de llegar un "comment" de Speedy diciéndome que por favor escriba más a menudo...
Y sí, yo también noto que mi ritmo de posteo está bajando. Pero qué voy a hacerle... No hay mucho que contar por aquí.
Al menos, Sarah llamó ayer y hará una hora y media que también. Ya estoy más tranquilo... se lo está pasando muy bien, por lo que cuenta.
Y hablando de Sarah, parece que no me supe explicar muy bien en el último post acerca de la distancia (lo digo por los comments). Está claro que la distancia duele, que echo de menos a mi novia y todo eso... tal y como es el día a día en estos largos meses en los que estamos separados.
Pero yo quería expresar otra cosa. Hablo de otra distancia, esa que está por encima de un número de kilometros, ya sean 3000, 300, 30 ó los metros que te separan de la puerta del vecino... hablo de la distancia que supone el no saber, el de la espera sin fecha, la distancia inevitable, la distancia del no saber que hacer.
Esa es la verdadera distancia. La que yo sentí el domingo... esa de no saber NADA de la persona que echas de menos. Esa de no dejar de mirar al teléfono, esa de comprobar si el mismo tiene batería...
Realmente, esa es la distancia que duele. Que Sarah esté en casa de su madre en Silkeborg, trabajando hasta las 3 de la tarde y yendo a la piscina a las 6... eso duele menos. Eso es echar de menos. Sé cuándo llamarla, sé que si le doy un toque al móvil lo verá... eso no es distancia, es ahí al lado.
Felizmente, sólo sentí la cruel cara de la mencionada por enésima vez distancia el domingo... y ahora ya no es tanta la distancia como la espera.
Pués esperáremos.

1 comentarios:

Blogger Estrella Marinera dijo...

ahora si quedo mas claro lo del post anterior, bueno al menos ya aclaraste lo q quisiste decir...

hablando de la otra distancia (no de la del dom) ya es un dia menos...

8:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio