29.4.05

la entrevista.

Sonó el teléfono a eso de las 6 de la tarde del martes. Un número desconocido en el móvil...

"será el servicio técnico de SONY", me dije (se me ha estropeado la cámara digital, un desastre), pero esa piji-voz no me cuadraba con la que me atendió en el mostrador de la tienda.

Llamaban de "Bemejo Marketing", y al principio no caía. "De dónde?, B-M-G marketing?", "no, no... Bemejo"

Ya cuando empezó a hablarme de infojobs, de que si había enviado una solicitud y tal y cual ya caí: era una de las últimas ofertas de empleo a las que me había inscrito en internet. Me estaban citando para una entrevista al día siguiente a las 12 de la mañana.

Cuando colgué, entré en mi correo a ver a qué oferta correspondía la de la llamada: todos los días me inscribo a unas cuantas y llega un punto en que no recuerdas cada una.

"Bemejo Marketing. Buscando cubrir 40 plazas de asesor comercial", "No se requiere experiencia; nivel de estudios mínimo: graduado escolar. Posibilidad de ganar 400 euros semanales y de promoción" "Afán de superación y dotes de comunicación requeridos"

Estaba claro que era para ser comercial... así lo comentaba con Mari en la heladería, y bueno, ya tenía decidido que iría de todos modos.

A la mañana siguiente (ayer martes, ya antesdeayer para el que lea esto a una hora razonable) me planté en la dirección indicada. Muy apurado porqué llegué tarde 3 minutos (querido tráfico y aparcamiento sevillano...), así que pregunté en la recepción si me estaban esperando.

Efectivamente: a mí y a otros 3 (una chica y dos chicos más), que todos estábamos citados a las 12. El primero que iba llegando iba entrando.

Así que a las 12:40 entre yo. Un joven por los 30 años, trajeado pero sin corbata y con barba de dos días se presentaba al darme la mano con mi ficha en la mano: "Daniel?, encantado, yo soy Anibal... siéntate."

La oficina estaba bien. Pequeña pero ordenada, con una gran ventana a Luis Montoto. Después de preguntarme la edad y apuntar el "28" en mi ficha, me invitó a que le hablará un poco de mí.

Después de unos minutos (algo nervioso yo, que me lo notaba a mí mismo), Anibal sabía que desde que empecé a estudiar en la facultad siempre compaginé con la hostelería, que conocí a mi novia en Dinamarca, que allí viví un tiempo, y lo mucho que quema un negocio como la heladería con esos horarios y esas historias que te pasan... Sólo me interrumpió para acotar que le sonaba eso de "Erasmus" porque era una zona de copas de Salamanca, ciudad que había visitado hacía poco. Me llamó la atención que no supiera que era ser Erasmus.

Continuó preguntándome acerca de mis objetivos, acerca del porqué quería cambiar de trabajo... la conversación se hacía cada vez más fluida y yo le contaba toda la (mi) verdad. Una especie de resumen de lo que ya contaba aquí.

Entonces llegó su turno, al yo dejar en el aire el querer saber de qué iba al trabajo: efectivamente, el trabajo era de comercial.

Continuó entonces con todos los detalles de la compañía y del producto. Estaba hablando con un gerente de una empresa que se dedica a ser la competencia de Endesa. Venden gas y lo que hay que conseguir, después de hablarme de lo mucho que se habían expandido (hasta Brasil), es que el cliente se pase de Endesa a esta compañía.

Después de aquello, y al ya hablarme de ser vendedor y yo preguntar si realmente se puede promocionar, Anibal me contó su historia. La de un chaval de un pequeño pueblo de Extremadura que era carpintero, que sólo tenía hasta 2º de BUP y que llegó a Sevilla quemado y huyendo de esa vida.

Empezó de comercial en esta empresa y a los 4 meses lo hicieron gerente. Y aquí estaba, 3 años después, haciendome una entrevista y proponiéndome que empezara con ellos al día siguiente.

Sin compromisos, estando toda una jornada con otro comercial viendo, observando, y que si lo veía bien, me incorporaría con ellos inmediatemente. Ganando entre los 240 y los 360 euros semanales y teniendo un horario de persona normal.

Finalmente, pude posponer ese día de prueba para este martes día 3 de mayo... Anibal me espera con la corbata puesta a las 10 de la mañana la próxima semana... será un día de prueba para mí.

Y después de eso, una decisión.

...

Tengo muchas dudas.Tengo claro que no quiero ser comercial, y tambien tengo claro que ofertas para serlo no me van a faltar, que hoy día sólo hay ofertas para eso... pero, ¿valdría la pena?, ¿debería seguir buscando?, ¿dejar el negocio familiar por un trabajo de comercial?

El martes estaré ahí, observando, probando... pero, ¿qué opináis?

6 comentarios:

Blogger Estrella Marinera dijo...

que es comercial?? algo como en ventas??? bueno eso es lo que entendi, mmm y puedo decir que conciendote tomaras la mejor decision... animo y buena suerte en tu dia de prueba :)

2:57 a. m.  
Blogger grelinno dijo...

Nos e´muy bien qué decirte, poruqe creo que sobre lo que e sser "comercial" sabes un rato alrgo y que también sabes que ahoar e scasi lo único que hay y lo amlo de esos contratos mercantiles... no se´, yo investigaría sobre la empresa, vería la implantación que tiene después si no hay nada raro... por probar ¿no?, al negocio familiar siempre s epeude volver ¿no?... y lo de terminar la carrera???. Un abrazo

11:57 a. m.  
Anonymous Ariel dijo...

Primi ya sabes que te apoyo en todo ...CONTIGO A MUERTE!!!
Hoy he estado super super super mega mega liada...pero ya ves, saco tiempo de donde sea pa mandarte 1 besazo.

Ta lueeeeee

4:27 p. m.  
Blogger UnderPressure dijo...

Hola Dani. Me suena cantidad el tema este, porque cuando estuve de vacaciones en Malaga en Navidad vinieron llamando a la puerta y mi madre salio. Alli habia unos comerciales encorbatados intentando que se cambiara de no se que a no se cuanto, no se si era gas o electricidad, pero la verdad es que fueron muy agresivos y le metieron a mi madre un papel por los ojos para que lo firmara, aun sin saber muy bien de que se trataba el tema. Yo, personalmente, no podria hacer ese trabajo, no es por nada, es que se me da fatal lo de llamar a los timbres. Cuando en la escual habia que vender mantecados o papeletas para pagarse el viaje de fin de curso, yo era siempre un desastre. Que no sirvo, vaya.
Pero prueba, que por probar nada pasa. Suerte y al toro!!

9:11 p. m.  
Blogger magdita dijo...

Claro que sí!! lo importante es "meter cabeza". Si estás quemado... que lo estás, date una oportunidad. De todo se aprende. No te lo plantees como el trabajo de tu vida. Es algo nuevo, puedes conocer gente que abra otras puertas. Definitivamente sí!! venga ánimo!! tu vales mucho, se te ha olvidado?? hay que recordártelo??!!

2:09 a. m.  
Blogger sol y luna dijo...

hola wapeton!!!q tal se te dio??
mira yo pienso q tienes que evaluar los pros y los contras, si estás muy quemado en la heladería vete...acepta lo de comercial si te parece bien y tal...y estate un tiempo así y si ves que no te llena nada pues ya seguirás buscando...

solo te digo una frase: el que no arriesga no gana...

besazos y mucha suerte

2:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio