25.1.05

Nombres anaranjados.

Una de las cosas que hace especial a Fabián son sus detalles. Esos detalles que le hace único.
Así os contaré la historia de las puertas de los baños de Naranja. Resulta que en vez de poner el socorrido "hombres/mujeres", "señoras/caballeros" o "ellos/ellas", una vez más, Fabián ha sido original.
De este modo, en el servicio de caballeros, la puerta se ve adornada con un listado de nombres masculinos: todos los hombres que han significado algo en su vida. Igualmente ocurre en el servicio de ellas.
Y claro... cuándo uno se considera amigo de alguien así, lo primero que hace es buscarse entre tanta gente...
Resulta gratificante encontrarse.


1 comentarios:

Blogger fabian dijo...

gracias por tus comentarios danir!!! gracias, gracias.
es cierto que ahí esta mientras dure, mi mas sentido homenaje y recuerdo para tod@s l@s que poblaron y pueblan mi vida.
una cosita ché, las puertas se ven mu mal en las fotos, no? mucho desperfecto veo que la realidad oculta ;)
gracias otra vez, y mañana nos vemos por lo de los helados, no te olvides que ya estan en la carta.
yoursss

5:34 a. m.  

Publicar un comentario

<< inicio