23.12.05

Segunda casa.

En el frigorífico varias fotos de niños. Es la clase de este curso. Un reloj temporizador para controlar el tiempo de cacerolas y sartenes. Imanes redondos, blancos y negros, pero uno en especial: es de cerámica, fondo verde y una Giralda: tiene la palabra "Sevilla" escrita.
En el reborde de la campana de los hornillos están las especias. Hay también varios boles: sal, pinzas... y justo en el medio hay una botella de aceite de oliva. Aceite de Dos Hermanas.
A la derecha está el comedor. Tiene dos repisas con recipientes: algunos metálicos, otros de cristal. En el estante más lejano hay una maceta y debajo de cada uno, postales enmarcadas: Giralda, Torre del Oro y un patio andaluz, posiblemente del Barrio de Santa Cruz. Fotos en blanco y negro de una Sevilla por la que no pasa el tiempo.
Dejé en la encimera los cuatro kilos de café saimaza y el turrón de Alicante. Después, con mucho cuidado fui sacando de la mochila las botellas de Ribera del Duero envueltas en papel de periódico. Han viajado más de tres mil kilómetros para llegar hasta esta cocina.
Y es que estamos en la casa de mi suegra. Pero no es Triana, ni Pino Montano ni ni siquiera Utrera o Salteras. Estamos en Silkeborg, en el corazón de la peninsula de Jutlandia, Dinamarca y es entonces cuando ella agradece especialmente volver a tener café de España: se le había acabado justo hacía una semana.
Es la segunda Navidad que paso aquí y muchas cosas han cambiado. Y entre esos cambios la agradable sensación de, tan lejos de la Glorieta Olímpica, sentirse también en casa.

9 comentarios:

Blogger grelinno dijo...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

1:12 a. m.  
Blogger grelinno dijo...

Te iba a decir antes de que desconectases que se te nota feliz... tal vez sea una apreciación mía pero creo que -aún sin verte la cara- tras tantas horas de conversación, uno puede decir si la otra persona está feliz o no... y yo a tí te noto feliz.

Hoy he entrado de tu mano en una cocina que no sé por qué me imagino llena de luz, en una cocina que he recorrido, por la que me he dejado guiar y que me he imaginado como si no fuese la primera vez que estuviese en ella. También me has transportado a unos "lugares comunes" que quizás hace demasiado tiempo que dejaron de serlo, y es que con solo nombrar en aciete y un lugar (Dos Hermanas) me has transportado a finales de marzo de un año 2001, a aquellos mis primeros mis viajes en autobús desde las espaldas de la antigua fábrica de tabacos en dirección a La Motilla, a ese pasar por Dos Hermanas y a ese olor a aceite (que no a refrito o fritanga), al aciete recién prensado y olivo que desprende todo ese camino desde que aún casi ni ha abandonado la ciudad.

Tú dices que te sientes en casa y yo te noto feliz y es que, con lo que cuentas, poco diferencia a esa cocina de cualquier cocina sevillana, ya sea de mi Triana, de tu Pino Montano o de esa Glorieta Olímpica... BESOS

1:17 a. m.  
Blogger El Vikingo Holandes dijo...

Glædelig Jul, skat!! :)

It was good to see you again yesterday.

Have some great days, and perhaps see you soon at the Glorieta Olimpica ;)

Un abrazo!

9:40 a. m.  
Blogger dolcita dijo...

queria felicitarte en estas fechas huyendo del típico Feliz Navidad y, después de leer este maravilloso post que has escrito, que me ha emocionado como hacía tiempo que nada lo hacía, me he quedado sin felicitaciones originales.

es una suerte saber que existe gente en el mundo con ese amor por su tierra y a la vez esa fusión con las culturas más lejanas.

desde el aljarafe te mando a ti y a tu segunda familia y abrazo lleno de garrapiñadas, castañitas calientes y licor de guindas de Cazalla y que al año que termina haya sido solo la mitad de bueno que el que nos espera.

un besazo, Raquel

12:40 p. m.  
Anonymous LaMariVip dijo...

Pues disfrutala con los cinco sentidos y con toda esa gente a la que quieres y que te quiere.... disfrutala y como dice mi querídisimo Greli, Se Feliz!!

¡¡Feliz Navidad y Felices Fiestas!! para ti y para los tuyos.

Un abrazo desde Valencia.

4:47 p. m.  
Blogger UnderPressure dijo...

Me alegra que te sientas un poco como en casa, a tantos kilometros de Sevilla.
Queda pendiente la fritada de pescaito del martes, si las condiciones meteorologicas no juegan en nuestra contra, porque la prevision del tiempo dice nublado en la costa. Bueno, muy mal tiene que estar el tema para evitar que yo me meta una rosadita y unos boquerones vitorianos entre pecho y espalda..

10:10 a. m.  
Blogger Laia dijo...

Es una sensación extraña la de ver objetos de tu ciudad en otra tan lejana y distinta, pero al mismo tiempo ayuda a hacerte sentir un poco más como en casa y darle ese toquecito acogedor ;-)

Pasarlo bien en la fritada!!

Glædelig Jul!!

10:23 a. m.  
Anonymous Ariel dijo...

Felices Fiestas Primo!!!
Miralo él, yo aquí trabajando y tú de vacaciones por ahí...la vida no es justa...

Muchos muchos muchos besitos!!!

9:46 a. m.  
Blogger Eva dijo...

He llegado... no sé cómo... Pero espero que no te importe que me pase de vez en cuando por aqui. Me he sentido muy cómoda entrando en "tu casa"...

Te deseo lo mejor, no sólo en estas fiestas, sino siempre...

Besos

5:45 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio