11.4.06

Bofetás de cada Martes Santo.

El Martes Santo siempre tuvo un mismo final.

A lo largo del día seguramente hubo tiempo de ver pasar San Esteban por la Alfalfa, seguro que hubo tiempo de ver San Benito en la Plaza Pilatos y de encontrarse al Cerro por el ayuntamiento, metiéndose por Velázquez. A veces el orden cambió, o cambiaron los lugares. Estudiantes en San Fernando o cruzando para Correos, Los Javieres por la zona de Luchana y la Candelaria o bien obviada o bien por la plaza de San Pedro.

Pero el Martes Santo siempre tuvo un mismo final.

Un final de madrugada, desde la Plaza del Duque hasta San Lorenzo. Buscando el paso de la Bofetá allá donde estuviera para no perderlo más de vista hasta su entrada.

Martes Santo es calle Jesús del Gran Poder, es Edu y Dimas y es Juan. Martes Santo es buscar entre todos los nazarenos a aquel amigo de Fran y Gonzalo, aquel alto... cómo se llamaba?. Martes Santo es el andar cangrejero delante del paso, con el Cristo de espaldas, vestido de blanco y recibiendo esa bofetá de todos los años.

Martes Santo es andar la calle escuchando Cigarreras y esperando el romper del barco del Dulce Nombre. Martes Santo es banda de cornetas y tambores que viene de Los Remedios para hacer solos de trompeta increiblemente increibles.

Martes Santo es llegar justo al cruce con Conde de Barajas, meterse por la bulla hacia delante y rodear la Plaza de San Lorenzo: Pescadores, Hernán Cortés y Eslava. Destino, la plaza, destino, la entrada, destino, Bofetá.

Entonces buscas tu sitio, te sientas en el suelo y estás pendiente de la luz del bar "El Sardinero", en algún momento se apagará y el murmullo costante se hará silencio... el paso del Dulce Nombre enfilará San Lorenzo y sonará lo que tiene que sonar. Cornetas y tambores que tocan "Señor de Sevilla", silencio y vista fija entre los árboles.

Con el último toque de la marcha el último centímetro del paso habrá entrado por el portalón del Templo. El murmullo volverá como un rumor, sonará la Marcha Real mejor tocada de todas las marchas reales y unos empezaremos a mirarnos a los otros. Edu dirá -"impresionante"-

Es Martes Santo. Es música y estética, es arte y tradición. Es sobre todo, Sevilla.

Y da igual que ya uno no se sienta religioso: yo quiero estar cada Martes Santo en esa plaza, con Sevilla, con la Bofetá y con mis nostalgias.

5 comentarios:

Anonymous Laia dijo...

Pues a mi me da que hay que ser Andalúz para entender y vivir la Semana Santa tal y como vosotros la viviís, o por lo menos tener raices andaluzas.

Yo lo respeto muchísimo, pero es que sintiendolo mucho a mi solo verlo por la televisión ya me da repelús.

Aunque como ya digo debe ser cosa de raices, pq si me paro a pensar muchas de las tradiciones de Cataluña o Aragón que a mi tanto me gustan, seguramente para alguien de otro sitio pueden ser aburridas o una chorrada.

El caso es que cada uno disfrute y celebre las cosas como más le guste, no? :-)


Un abrazo

10:30 a. m.  
Blogger pirfa dijo...

Vaya¡¡ Ya tenemos pregonero para el 2007. Jajaja. Un beso.

12:33 p. m.  
Blogger Fco. José Cadaval Arrola dijo...

Pues sí que hay sentimiento aunque no sea religioso. Yo esté año aun no he visto una sola procesión...bueno sí una de Dos Hermanas pero esa no cuenta. Esta tarde saldré a echar unas fotos a la procesión de San Bernardo y el Viernes a estar pendiente de la Soledad de San Buenaventura; que sale mi padre y con el estado de salud de éste no me fio un pelo.

Como dice Pirfa, el post es de pregón, jeje.

Por cierto, el amigo de Fran y Gonzalo se llama Jesús :-).

2:18 p. m.  
Blogger Elenita dijo...

Yo he visto toda mi vida salir la Bofetá. Porque era del barrio, porque es mi barrio. Porque la Plaza de San Lorenzo es el marco perfecto. Porque esperando en "El Sardinero", con los amigos, se hace dulce la espera. Porque salía, y cada año era más bonita.
Y este año, ni Bofetá ni nada de nada. Y tampoco sé por qué.

4:13 p. m.  
Blogger grelinno dijo...

Ufff! cigarreras... uff! qué recuerdos para un lunes de Pascua volviendo a un Martes Santo de hace ya 5 años, ¡5!. Besos

7:59 p. m.  

Publicar un comentario

<< inicio